proyecto-enlaces
Publicado: Miércoles 20 de Septiembre de 2017 Por: Sicot

Mediante pizarras y pantallas interactivas, esta empresa ha logrado dar vida a su intención de ayuda social, pues estas herramientas permite a niños con capacidades diferentes acortar la brecha en educación.

Cuenta Marco Vera, gerente general de Sicot, que después de muchos años en que su empresa solo se dedicaba a vender tecnología y productos de este rubro, advirtieron que era casi una obligación aportar con su experiencia a la sociedad y a la inclusión mediante la educación.

Fue así como en 2010, con el ingreso de María Soledad Cruzat como gerenta de Desarrollo de la empresa, decidieron crear Sicot Interactivo, cuyo eslogan es “nos mueve el entusiasmo”. Esta filial de la empresa se dedica exclusivamente a la interactividad y educación teniendo un área específica de inclusión a través de la tecnología.

“Nos dimos cuenta de que debíamos aportar algo más respecto de lo que sabíamos. Y eso tiene que ver con la inclusión, con retos múltiples y niños con discapacidad. Si bien vendemos productos, tratamos que éstos sirvan para disminuir la brecha entre un niño con necesidades especiales y uno sin ellas. Esto no es solo comercial, sino que tiene que ver con hacer algo útil para la sociedad”, expresa la gerenta de Desarrollo.

Tarea que los tiene felices, pues con sus pantallas y pizarras interactivas han logrado ayudar a cientos de niños a acortar la brecha de aprendizaje.

“Si un niño con alguna discapacidad tardaba un año en aprender algo, al contar con una pizarra interactiva, puede acortar su proceso en varios meses. Ahí nos dimos cuenta de que este era el camino para aportar”, comenta Cruzat.

Aunque el uso de la tecnología puede ser preponderante al educar a un niño, las pizarras y pantallas interactivas de Sicot son solo una herramienta de trabajo, por lo que es importante tener claro los objetivos y finalidad que se quiere alcanzar.

En esta línea, los ejecutivos aseguran que es precisamente el acompañamiento profesional que ofrecen a sus soluciones tecnológicas el principal sello de la compañía, pues además la empresa cuenta con un equipo multidisciplinario de docentes y técnicos especializados en la materia.

“Hay dos brechas que acortar: la de aprendizaje del niño que está tratando de adquirir conocimientos con la mediación de la tecnología, pero un paso previo es preparar al grupo docente en el uso de esta tecnología. No somos la típica empresa que solo entrega un producto, sino los acompañamos en todo el proceso”, destaca Cruzat, quien además explica que existe una comunidad de apoyo en sus distintas redes sociales para quienes ocupan esta tecnología.

proyecto-enlaces

Logros

Estas pantallas y pizarras interactivas son verdaderos tablet gigante, que permiten reconocimiento táctil y se pueden trabajar con lápices u otro elemento. Asimismo traen incorporados software con contenido educativo que sirve transversalmente para niños desde playgroup a educación universitaria; la profundidad la da el docente.

Tan importante ha sido el desarrollo e implementación de estas tecnologías que Sicot fue galardonada con el premio “Haciendo la diferencia”, entregado por Smart Technology. Además, es la única empresa latinoamericana con resultados concretos en materia de trabajo con niños de retos múltiples.

Es que sus pantallas y pizarras tienen probados resultados, permitiendo acortar brechas en estudiantes con distintas discapacidades, con resultados algunas veces sorprendentes.

Por esta razón, Sicot Interactivo ha participado en importantes proyectos a nivel nacional como TIC y retos múltiples de Enlaces, ferias con Cedeti, presencia en el congreso para el Día Mundial del Síndrome de Down, entre otros.

“Trabajar con esta tecnología ha sido maravilloso. Había estudiantes que no se conectaban mucho con el medio, y a través de la pantalla hemos visto cómo avanzan y de alguna manera, nos hemos ido acercando al currículo regular, lo que para nosotros era muy difícil”, explica Bernardita Fontecilla, directora del Colegio Amapolas.

Este centro educacional, donde todos sus estudiantes tienen un trastorno motor de base y la gran mayoría tienen algún otro reto, destaca que mediante estas herramientas los niños han logrado aprender cosas de una manera entretenida, conectándose más con lo que hay que trabajar, una labor donde Sicot Interactivo ha jugado un rol fundamental al acompañar al establecimiento, tanto en la instalación y manejo de las pizarras como en la capacitación al personal docente.

“Han ido aprendiendo que pueden intervenir en el medio, que era un desafío, porque regularmente un estudiante con transtorno motor queda al servicio de la gente. Los tiempos de aprendizaje son más breves, porque logramos esa conexión mucho más rápido. De hecho, hemos descubierto que niños que pensábamos que no iban a poder leer o asociar, lo hacen a través de la pantalla”, explica.

Ignacio es un niño con Síndrome de Down que trabaja hace años con esta pantalla y ha logrado avances impensados.

“Ignacio tiene 15 años y ha estado en un colegio por mucho tiempo, pero tenía ciertas dificultades con la escritura, le costaba entender la escritura desde el cuaderno y el lápiz. Con la llegada de la pantalla interactiva, hace tres o cuatros años, se le facilitó el proceso de escritura y hoy lo maneja a la perfección”, relata Cruzat.

En este sentido, Vera comenta que “eso es lo que nos mueve. Tenemos una fundación en Victoria que se llama Persevera para niños con retos múltiples y eso también es un orgullo, ya que en regiones el tema es mucho más difícil en términos de recursos que en Santiago, y ayudarlos a conseguir sus objetivos es algo que nos llena completamente, pues gracias a la tecnología los niños tienen una oportunidad de acortar las brechas de aprendizaje maravilloso”.

Con la mirada puesta en el futuro, en crecer y afianzarse en la interactividad educativa e inclusiva, prontamente Sicot Interactivo pasará a llamarse Nuovo Interactivo.